Archivo de la etiqueta: Separación

Hasta que el verano nos separe

El verano, esa estación del año que todo el mundo está deseando que llegue para disfrutar de unas merecidas vacaciones pero, a veces, esas vacaciones se convierten en la mayor pesadilla para muchas parejas que intentan disfrutarlas. De eso me gustaría hablar en esta entrada, de las rupturas de parejas en verano.

No hay que trabajar, todo el día en la playa, tomarte una cañita en un chiringuito o en la terraza de un bar, dar largos paseos en la orilla del mar, hacer excursiones a los mejores lugares del mundo; todo puede parecer idílico pero, para muchos, quizás no lo sea, sobre todo, para esas personas que viven en pareja, que tienen hijos y que tienen que convivir con todos ellos 24 horas al día, durante dos semanas o un mes, aquí empiezan los problemas. Y es que las estadísticas acompañan, ya que septiembre es el mes del año que más divorcios y separaciones registra, de hecho, el verano es el causante de la separación de una de cada tres familias en España, en la actualidad, ¿vivir en pareja es tan bonito como lo pintan? quizás durante el año si lo sea, pero en verano, con esas convivencias largas es donde más se aprecia los defectos de nuestras parejas, donde intentamos descansar y desconectar de todo el estrés acumulado y donde nos damos cuenta de lo que tenemos al lado el resto del año. Puede parecer paradójico, ya que la rutina que el resto del año puede causar y la convivencia diaria, el estrés, el trabajo, el verse menos, pueden ser causantes de una ruptura casi clara pero no, es al contrario, cuando se desconecta de todo eso es cuando aparecen los problemas que la rutina del día a día tapa y no nos damos cuenta de que existen.

Tampoco quiero generalizar ya que, estoy seguro, de que sí existen parejas que el verano lo disfrutan y les fortalece aún más. Me gustaría anotar una serie de consejos para que la convivencia en pareja durante el verano no se convierta en un infierno. He de decir que los siguientes consejos están sacados de otras fuentes pero, pienso, que pueden servir de gran ayuda:

– Elegir un destino que os guste a ambos, no sea que los problemas empiecen incluso antes de iniciar el viaje y esto sea una fuente de discusión continua.

– Un sitio nuevo para ambos preferiblemente. Un sitio nuevo puede ser vivido y recordado como una pequeña aventura y un elemento de unidad entre ambos. Además la novedad estimula la creatividad y es mas frecuente el buen rollo y la risa. Hay parejas que van todos los años al mismo sitio, se lo saben todo y por lo tanto se aburren como ostras. Si te has decidido por ir al mismo sitio de todos los años, introduce novedades como ir a las fiestas del pueblo de al lado, tirarte en parapente ect.

– No hay que estar todo el tiempo juntos. Cada uno puede tener sus actividades y es bueno respetárselas. Así puede haber actividades en común y otras realizadas individualmente. Ésta es una forma de darse un respiro. Anima al otro a hacer lo que le apetezca, al mismo que tiempo que tu haces lo que quieres.

– Ni exceso de programación, ni exceso de tiempo libre en el que puedan surgir los desacuerdos. Improvisa… estas de vacaciones. Deja la programación para el trabajo y ves con la mentalidad de realizar cambios cuando lo consideres bueno para todos. Estos cambios que sean pactados (cuenta siempre con el otro).

– Si la pareja lleva un mal año dosifica las vacaciones. Es mejor pocos días buenos, que no todo un mes para aburrirse.

– Si surgen imprevistos piensa que puede ser una buena ocasión para divertirte en lugar de amargarte.

– Antes de enfadarte, piénsatelo dos veces…para eso ya tienes el resto del año.

– Aprovecha para hacer juntos lo que siempre habíais querido hacer y por una razón o por otra no se había realizado.

– Hacerle sentir al otro que es importante para nosotros. Puede ser a través de una cena especial, de un pequeño viaje en barco o simplemente de estar pendiente que no se queme bajo el sol. Un pequeño detalle en las vacaciones, será recordado como un gran detalle el resto del año.

En definitiva, disfrutemos del verano y disfrutémoslo, sobre todo, con nuestra pareja, no dejemos que nada ni nadie nos estropee esos momentos que tanto esperamos durante el resto del año.