Archivo de la etiqueta: Salud

Enfermos sin agua

Todos sabemos la importancia que tiene el agua para la vida de los seres humanos y, más, cuando uno se encuentra en un estado de salud no adecuado. Bien, me voy a centrar en esta entrada en una noticia que acabo de leer y que me ha dejado, completamente, indignado y asombrado, viendo el límite absurdo e ilógico al que está llegando nuestro Gobierno.

La número dos del PP y Presidenta de la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, ha quitado el agua mineral de las comidas de los enfermos de dos hospitales de dicha Comunidad, ¿la razón? el ahorro. Mi pregunta es, ¿el ahorro de qué? como juegan así con la salud de las personas, llegando a este límite con los recortes de prestaciones públicas como es la Seguridad Social y recortando con la necesidad humana más básica que existe.

La cosa no queda ahí, esta misma semana se ha encontrado en los pasillos del centro hospitalario de la localidad ciudadrealeña de Alcázar de San Juan, un cartel que anunciaba lo siguiente y que, también, podéis ver más abajo:

“Se advierte que, a partir de ahora, los familiares deben suministrar el agua a los pacientes. No viene incluída en la dieta”

Para más inri, la señora Cospedal se defiende afirmando que, en dichos hospitales, no tienen problema de repartición de agua, ya que en los pasillos se encuentran garrafas de agua mineral para su administración más cómoda, pero vamos a ver, ¿realmente piensan que somos tontos? sinceramente,así me hacen sentir con los argumentos, sin fuste, con los que se intentan defender de obviedades sin defensa alguna. En fin, a mí, realmente, me parece indignante que los ciudadanos paguemos la Seguridad Social, supuestamente, pública, para no poder gozar ni de este bien tan necesario. ¿Hasta dónde van a llegar las absurdeces de nuestro Gobierno?, ¿qué más necesitan?

Esta noticia es un claro ejemplo de esa mala gestión de nuestro Gobierno y de esos recortes innecesarios y absurdos, yo pienso que deberían centrarse en otros asuntos, más importantes, que ocurren en nuestro País y dejar de jugar con la salud y la vida de los ciudadanos y ciudadanas porque estamos más que hartos de todas estas idioteces que no llegan a ningún sitio.

Quién quiera ver las noticias, sobre este caso, al completo, os dejo los enlaces aquí debajo:

http://www.publico.es/espana/439159/cospedal-quita-el-agua-mineral-a-los-enfermos-de-hospitales-para-ahorrar

http://www.publico.es/espana/439230/cospedal-se-defiende-los-enfermos-tienen-garrafas-de-agua-en-el-pasillo

No sin mi móvil

¿Alguna vez te has olvidado el teléfono móvil o te has quedado sin batería y has sufrido una sensación de agobio y ansiedad por ello? A eso se le llama nomofobia, es una fobia novedosa pero que, muchas personas, padecen. Este es el tema con el que me gustaría comenzar este mes que empezamos hoy, la gran adicción a los teléfonos móviles.

Está más que claro que nuestra vida gira en torno a estos pequeños aparatos, cada vez más modernos y las estadísticas lo demuestran; el 96% de los españoles tiene móvil, más que en países como Estados Unidos, China o Francia, el 26% de esos usuarios tiene dos móviles y el 2% hasta tres móviles o más. El 33% navega por Internet a través del móvil y casi 10 millones de usuarios españoles utilizan el nuevo sistema de mensajería, whatsapp. Con estos datos es normal que los casos de nomofobia se traduzcan al 53% de personas que la sufren.

Según el Centro de Estudios Especializados en Trastornos de Ansiedad, que es quien ha realizado este estudio, los síntomas de la nomofobia se traduce en lo siguiente:

“Salir a la calle sin móvil puede crear inestabilidad, agresividad y dificultades de concentración (síntomas típicos de los trastornos de ansiedad). Suele estar acompañada de síntomas tales como malestar general, hipervigilancia, inquietud, temor a estar desconectado o aislado: sentir que el teléfono o las conversaciones mantenidas generan tranquilidad, comprobación constante de la recepción de mensajes, mails y visitas a las aplicaciones de redes sociales, pérdida de oportunidades laborales, consulta permanente de noticias, preocupación desmedida por lo que pudiera suceder si la persona no está conectada, crisis de pánico, agorafobia.”

Esto es preocupante y más cuando va en aumento, muchas personas sienten dependencia al móvil, sobre todo mujeres y adolescentes, según los estudios.

Un asunto que me preocupa, personalmente, es el uso, cada vez más temprano, del teléfono móvil por parte de los niños y niñas, que encaprichados por ellos sus padres les compran uno, ¿para qué quiere un niño de 10 años un teléfono móvil? eso es algo que no lograré entender por mucho que me lo expliquen.

Otra cosa por la que no me extraña que exista esta adicción por el móvil es el avance que se hace en los mismos, con cada vez más aplicaciones que enganchan, como el whatsapp, y no es que tenga nada en contra del whatsapp pero me parece desesperante la dependencia que se tiene a esta aplicación, también es cierto que yo no utilizo y si igual lo hiciera pensaría diferente, pero yo he podido ver como personas con las que estas hablando de una conversación, cara a cara, están más pendientes a la conversación que tienen con el whatsapp que la que tienen contigo, esa es otra cosa que no logro entender.

En definitiva, yo creo que la única forma de frenar todo esto es el control o, mejor dicho, el autocontrol, controlar nuestro propio uso, diferenciar momentos y utilizar el móvil sólo en casos que se necesiten sino la dependencia será cada vez mayor y más las personas que sufran la nomofobia y eso afectará, primordialmente, a nuestra propia salud.

La cura no interesa

Ayer recibí una noticia que no me extrañó, para nada, pero si que me preocupó y el titular de esa noticia era: “Cura del cáncer: ¿bloqueada por las farmacéuticas?”

En tal noticia se cuenta que investigadores de la Universidad de Alberta, en Canadá, han conseguido curar el cáncer mediante una sustancia llamada dicloroacetato. El problema está en que esta sustancia no requiere patente y es más barata que cualquier otro medicamento al uso y esto a las farmacéuticas no les interesa, por eso no adquieren el producto.

Este es el tema que me gustaría debatir hoy, ¿por qué no interesa a las farmacéuticas obtener una sustancia que cura una enfermedad mortal y muy común en nuestra sociedad? Se podría responder a esta cuestión con muchas respuestas, la primera, el dinero, no interesa un producto barato para venderlo a bajo coste. Nos encontramos en una sociedad tan capitalista que, incluso, la salud de las personas pasan por debajo de los intereses del bolsillo de algunos, en este caso, del sector farmacéutico.

La frase “la salud es lo primero que importa”, en este caso, queda anulada como tal, convirtiéndose, más bien, en un eslogan publicitario que ayuda a la compra de más medicamentos.

Yo estoy poniendo el ejemplo del cáncer con esta noticia pero, me gustaría poner otro ejemplo, hablemos del SIDA. Yo pienso que ya existe cura para esta enfermedad, de hecho, se ha leído ya acerca de esto pero, si existe tal cura, ¿por qué no la facilitan?, volvemos a lo mismo, el poco interés por parte de las grandes empresas capitalistas, no sólo mirando por el capital, pienso yo, sino también mirando por la demografía. La población mundial asciende ya a casi 7000 millones de habitantes y la natalidad va en aumento siendo, además, las esperanzas de vida cada vez mayores en muchas partes del planeta. Sobramos, esa sería la palabra, en mi opinión, todo este problema también es debido a ello, a que deben liquidar, poco a poco, a cada uno de todos nosotros creando, en ocasiones, situaciones de pánico en toda la sociedad, jugando con nuestra salud, sino hagamos memoria con la Gripe A o la Gripe aviar.

En definitiva, la ciencia avanza y resultados se obtienen pero si esos resultados no son mostrados, de manera práctica, a los ciudadanos, todo quedaría vacío.

Os incluyo, aquí, la noticia de la que hablaba al principio, la cual incluye una entrevista al Premio Nobel de Medicina Richard J.Roberts y os añado, también, el trailer de una película que os recomiendo donde se explica muy bien toda la problemática de las farmacéuticas, con enfermedades a escala mundial, su cura, etc. esta película es Contagio de Steven Soderbergh.

http://www.vanguardia.com.mx/cura_del_cancer:_bloqueada_por_las_farmaceuticas_entrevista_con_el_dr._michelakis-731485.html

Pediatría Social: una mirada profunda

Que cada día se aprende una cosa nueva, no tengo duda de ello y más cuando esta misma tarde he leído un artículo sobre una nueva forma de medicina que, con mi titulación, me ha parecido la mar de interesante. Hablo de la Pediatría Social y de ella me gustaría hablar en este post.

Para dejar claros los conceptos, en primer lugar, explicaré, brevemente, que es eso de la Pediatría Social, que no es más que una rama de Medicina que se dedica a la atención a la salud de la infancia pero, abarcando todas aquellas situaciones en las que la salud del niño sufre por una causa externa social y que, claramente, repercuta sobre su entorno social.

¿Por qué fomentar esta nueva modalidad de Pediatría?  La respuesta está muy clara y es que, cada vez más, los pediatras se encuentran con multitud de problemas, en nuestros infantes, que unas pastillas, tomadas cada 8 horas, no son capaces de solucionar. Son problemas sociales como el fracaso escolar, el maltrato infantil, la obesidad, la adopción de los propios niños, entre muchos más.

La verdad es que todos estos problemas se están viendo acrecentados, con el paso de los años y, por ello, se quiere reforzar el carácter social de la atención a nuestra infancia y llevar esta práctica, más allá de extrictamente clínico.

Como educador social tengo que decir que, todos estos problemas sociales de los que estamos hablando, son muy preocupantes no sólo para la infancia sino, también, para la sociedad en general y, por ello mismo, que desde la Pediatría se intente trabajar todo esto me parece muy bien y un gran paso para la medicina.

Desgraciadamente, en España, sólo existen tres hospitales, en las comunidades de Andalucía y Madrid, que han impuesto la Pediatría Social en su plan sanitario pero, esto, parece que se ampliará por todo el territorio ya que, esta misma tarde, en el artículo que hablaba al principio, he leído que en Euskadi se quiere implantar la Pediatría Social. Como dice la pediatra del ambulatorio de Lakuarriaga de Vitoria, Maite Aranzabal, se quiere recuperar la visión tradicional del pediatra, con una vuelta a los orígenes ya que

“El médico era muy social, porque podía dar consejos conociendo desde dentro a sus pacientes. Años más tarde, las consultas se convirtieron en un trabajo exclusivamente médico y ahora se está volviendo a ahondar en la faceta social”

En definitiva, espero que esta modalidad sanitaria se implante, lo antes posible, en nuestros hospitales y ambulatorios ya que, creo que sería de gran complemento, por parte de la medicina, junto con los psicólogos, psiquiatras, trabajadores sociales y educadores sociales para poder solventar, de una vez por todas, toda esa problemática social tan extensa y ayudar, al fin, a miles de niños que la sufren porque ellos nunca tienen la culpa.