Archivo de la etiqueta: Rajoy

No llore señor presidente

20120625_rajoy_economiaLuego me dirán que no me indigne pero es que, a veces, es inevitable sentir la rabia y ver como se ríen nuestros políticos de su ciudadanía. Lo último que he leído es el siguiente titular, perteneciente al Debate del Estado de la Nación de este año:

Rajoy: “He sufrido mucho con algunas medidas”

Y se queda tan ancho, que no se preocupe que yo voy a contestar a ese sufrimiento que el señor presidente tanto sufre. Veámos señor Rajoy, quizás no sufriría tanto si redujese los impuestos.

Quizás no sufriría tanto si no permitiera que el despido fuera la vía más rápida de economizar a nuestras empresas.

Quizás no sufriría tanto si todo el mundo tuviera una educación global e igualitaria y sin trabas para acceder a ella.

Quizás no sufriría tanto si todo el mundo tuviera un acceso a una sanidad pública y sin copago de por medio.

Quizás no sufriría tanto si respetáse la libertad de expresión de toda la ciudadanía.

Quizás no sufriría tanto si no permitiera que mucha gente se quede en la calle por que le quitan su vivienda.

Y quizás no sufriría tanto, y aprovecho el texto para decirlo, si usted y su equipo de Gobierno abandonasen su puesto y dejasen a otros que trabajen mejor por este país aunque, sinceramente, lo veo un tanto complicado el que así sea.

Tengo un amplio abánico de respuestas para su sufrimiento señor Rajoy pero fíjese lo que le digo, que yo no me creo el cuento y no me creo su sufrimiento porque claro, alguien como usted, que accede a la Presidencia del Gobierno y se queda con el dinero de todos los ciudadanos, por ese mismo hecho, cobra una pensión vitalicia que le soluciona la vida. ¿Porqué no renuncia a ella?.

Es tan fácil todo y se ve tan fácil todo que yo ya no me creo nada, y encima tener que soportar que se sigan riendo de nosotros, es inconcedible. Yo sólo espero que se tengan en cuenta a los millones de ciudadanos que, realmente, si sufren con las medidas que este personaje y todo su séquito han hecho para llevar a todos por un camino que va cuesta abajo y sin frenos construídos.

Y por fin Rajoy asoma la patita

barcenas rajoy dando la caraYa era hora, por fin nuestro presidente, Mariano Rajoy, ha dado la cara para dar explicaciones sobre el asunto que viene suscitando en los últimos días, el caso Bárcenas y los famosos sobres de dinero procedente de un banco en Suiza. En este artículo quiero dejar claro mi firme descontento y que basta ya de que nos sigan tomando por tontos. Analizaré las palabras de Rajoy en esta comparecencia porque, de verdad, no tienen desperdicio alguno la sarta de tonterías y de palabras incoherentes con la realidad que ha soltado por su boca.

Como era de esperar sigue negando lo evidente con un “todo es falso” y que nunca a repartido ni recibido dinero negro de ningún lado. ¿Pretende el señor Rajoy que con todos los antecedentes que tiene desde que comenzó a gobernar este país nos creamos que todo es falso? cuando el ha sido el primero en incumplir todo lo que en su programa electoral prometió y el ha sido el último en dar siempre la cara ante las adversidades si es que, alguna vez, ha llegado a darla de verdad.

Rajoy sigue insistiendo en una clara transparencia en su gobierno y en sus cuentas y tanto es así que se compromete, y aquí viene lo mejor de todo, a publicar en la página web del partido su última Declaración de la Renta, como si en ella viniese reflejado dinero negro ilegal no declarado, se creerá que la ciudadanía es gilipollas, con perdón, y que vamos a escurrir el bulto y olvidarnos de todo este tema porque el publique su Declaración de la Renta, la que por cierto, ya está publicada.

Señor Rajoy, si como usted dice cuando no se dedicaba a la política ganaba más dinero que dedicándose a ella porque no abandona el barco, con usted el resto de tripulantes derechistas y, como en su día dijo la señorita Andrea Fabra, que les… prefiero evitar la palabra. Seguramente, de ese modo, esta nación viviría mejor, sin un Gobierno que pide a sus ciudadanos que se abrochen el cinturón ante los momentos difíciles actuales y que, después, chupa por donde puede a los mismos. Planteéselo, muy seriamente, porque este país no va a parar hasta verle a usted fuera de donde ahora mismo se encuentra o al menos que tenga la valentía de contestar a las preguntas que el mismo le quiere plantear, que sino lo hace, por algo será.

Amigos lectores ¿de verdad queréis que esto siga así? yo creo que no, por eso os animo a que firméis por la dimisión de nuestro presidente, el cual dejo de ser nuestro desde el primer día que entró en la Moncloa, y que se reúnan el millón de firmas necesarias. Os dejo el enlace aquí para que toméis parte en esta iniciativa.

https://www.change.org/es/peticiones/un-mill%C3%B3n-de-firmas-por-la-dimisi%C3%B3n-de-la-c%C3%BApula-del-pp-lospapelesdeb%C3%A1rcenas-quesevayantodos?utm_campaign=autopublish&utm_medium=facebook&utm_source=share_petition

13597973809482col

“Corrupción en Gobierno”

rajoy-barcenas1Haciendo alusión a la mítica película “Corrupción en Miami” comienzo este artículo. Se llevan muchos días hablando sobre el caso de el extesorero del PP, Luis Bárcenas, del supuesto dinero negro en un banco de suiza y los sobresueldos a miembros del PP en época de Aznar; mi intención no es profundizar en ese tema porque mucho se ha hablado ya, la intención de este artículo es hablar de las consecuencias, de las reacciones y de lo que va a pasar.

En el día de ayer, nuestro presidente Mariano Rajoy ha hecho uso de lo que ya nos tiene acostumbrado, el esconderse aún más y no querer dar la cara ante este caso y es que uno de los dedos de toda esta trama de corrupción le señala a el, no como corrupto sino como beneficiario. Rajoy dice que no va a dar la cara ante ello, que no abrirá la boca y dará explicaciones hasta que no este todo regulado y arreglado, eso si, ni desmiente ni afirma, el siempre dentro del secretismo y de la poca o nada, más bien, transparencia de la que hace gala. Y esto me resulta gracioso, ya que dice que el Gobierno intenta ser transparente en todo caso, me vais a perdonar algunos la risa que me da el tener que escuchar semejantes tonterías.

Rajoy, también, afirma que son muy contundentes con el tema de la corrupción política e incluso está dispuesto a mejorar la legislación que la regula y endurecer las penas porque, según el, todo político debe ser ejemplar. Me vais a volver a perdonar, pero todo lo que escucho de boca de esta persona me aburre, ya me resulta aburrido escuchar siempre lo mismo, todo palabras bonitas pero sin ninguna convicción, las palabras se las lleva el viento y hechos no veo ninguno y repito, lo que muchas veces he dicho ya, que solo miran por su propio interés y que si pueden beneficiarse a costa de los demás, lo van a hacer porque, simplemente, son así.

Y continúo con más perlas de nuestro presidente, el cual dice que, en este caso, no hay que generalizar porque los políticos son ” gente estupenda, trabajadora, seria, sensata y honrada”. Bien, estupenda no diré que no, seguramente sean bellísimas personas; trabajadores ¿de qué? si solo se dedican a hacer lo que les da la gana, mirando su propio ombligo y trayéndosela al pairo todo aquella que no les interesa; serios y sensatos, pienso que nunca, serios quizás pero sensatos ¿cuando? y lo que, personalmente, más me mata es lo de gente honrada, calificativo al cual no pienso dedicar ningún segundo en responder.

Bien, terminando ya mi discurso, los ciudadanos seguiremos inmersos en nuestras miserias, en nuestro drama personal por una crisis creada por aquellos que disfrutan de un beneficio proveniente del sudor y sangre de la ciudadanía y tener a la persona que, supuestamente, está al frente de toda esa ciudadanía escondiendo su presencia por no reconocer que están haciendo mal las cosas. Personalmente, me hierve la sangre que muchos lo tengamos que pasar mal para que unos pocos solo se dediquen a mofarse, de forma nada discreta, de nosotros mismos, así que solo espero que quien tenga que pagar por lo que, desgraciadamente, muchos en este país están robando de los que más lo necesitan, que paguen y que esos necesitados reciban, también, lo que hace mucho tiempo dejo de ser suyo.