El dominio de una lengua

Ayer tuve una conversación con una amiga sobre el dominio del euskera en la sociedad vasca que es, extremadamente, exagerado y es un tema que no me gustaría pasar por alto en este blog. En Euskadi vivimos en una sociedad bilingüe en la que, tanto el euskera como el castellano, conviven juntas pero, está claro, que no de manera igualitaria como debería de ser. Con todo esto y, quiero dejar dicho de antemano, no es que rechace el euskera como idioma oficial, sino que mi crítica es a la imposición que se nos hace a los ciudadanos vascos de este idioma dentro de todos nuestros ámbitos de vida.

Euskadi es, tradicionalmente, una comunidad donde se asientan muchos inmigrantes y emigrantes de nuestra geografía teniendo en cuenta, que en los años 60 y 70, vivíamos en una sociedad industrial que estaba, prácticamente, situada en Euskadi, especialmente, en la provincia de Bizkaia. Podemos ver en el siguiente cuadro, los datos actuales provisionales, del año 2012, sobre la inmigración en Euskadi y el volúmen de extranjeros que viven aquí, para hacernos una primera idea:

Se puede creer que el porcentaje de personas extranjeras en nuestro territorio es escaso, pero hay que decir que estos son datos de inmigración, faltando por incluir los de emigración, los cuáles no he sido capaz de encontrar por lo que no los puedo incluir.

Ahora a estos datos, añadamos otros, los de la competencia lingüística en el País Vasco, viendo el porcentaje de hablantes de euskera y castellano en el territorio y de los bilingües, aunque los datos no están actualizados, son de 1996, nos podemos hacer una ligera idea de la situación:

Antes de continuar, quien quiera leer la “Encuesta Sociolingüística en Euskal Herria de 1996”, al completo, os la dejo AQUÍ.

Bien, vistos y analizados todos estos datos, saquemos conclusiones. Es cierto que el uso del euskera al 100% es muy bajo y estoy de acuerdo con darle un cierto impulso a su uso pero, en lo que no estoy de acuerdo es en imponer ese uso y esa es la clave de mi reflexión.

Una de mis grandes preocupaciones es como, en la gran mayoría de colegios e institutos del territorio vasco, ha desaparecido el modelo A de castellano, dejándose solamente un modelo B y, mayoritariamente, un modelo D entero en euskera. Si se supone que vivimos en un país bilingüe, ¿por qué desaparecer el castellano de nuestras vidas?. Pero esa imposición y ese dominio va más allá, por poner un ejemplo, a la hora de buscar un trabajo lo primero que te exigen en Euskadi es, aparte de saber hablar euskera, que tengas un título oficial, bien sea el EGA o cualquiera de sus perfiles, preferiblemente el tercero, ¿qué sentido tiene esto si luego el uso del euskera en el trabajo está muy limitado?, la respuesta es sencilla y es el interés del territorio y de nuestros políticos, el quedar bien ante otras comunidades, destacando que el estudio del euskera va aumentando con el tiempo, ¿por qué no exigen el inglés, por ejemplo? yo lo veo un idioma con más futuro y que puede abrir muchas puertas a más de uno, el euskera solamente limita esas posibilidades.

Yo puedo entender todo esto en otros territorios, como pueden ser Galicia o Cataluña, dónde el gallego y el catalán están mas interiorizados y es hablado, más comumente, por sus ciudadanos pero, en el caso del euskera, volvemos a lo de antes, Euskadi es una comunidad de inmigrantes y emigrantes de otras comunidades del Estado, lo que hace que el porcentaje de personas autóctonas descienda, esto es lo que creo que hay que respetar, porque una persona que viene de fuera, por las razones que le suponga el tener que venir a Euskadi, se encuentre con una sociedad hablante enteramente en euskera no me parece, para nada, respetable.

En definitiva, el euskera puede ser algo bonito si no se nos impone, pienso que cada uno debe ser libre de hacer un elección y respetar el idioma en el que se quiera hablar sino, estaríamos hablando, de una sociedad discriminada y es contra eso por lo que hay que luchar y aprender a vivir en una sociedad dónde convivan dos lenguas vivas y con historia.

Para finalizar y, hablando del euskera, os quiero regalar para vuestros oídos una de mis canciones preferidas en este idioma, “Txoria txori” de Mikel Laboa, cuidaros todos y como diría Henry James:

“Los idiomas no son nada. Me refiero al espíritu…al genio”

Anuncios

3 pensamientos en “El dominio de una lengua”

  1. Comparto bastante la opinión de este artículo.
    Una cosa que me sorprende es que no haya habido otra encuesta sociolingüística desde 1996 (y más cuando la anterior a esa era de 1991), no sé si por temor a confirmar lo que en el Gran Bilbao y en Álava sabemos (que la mayor parte es monolingüe castellano o bilingüe pasivo).
    Un pequeño apunte, Cataluña también ha recibido mucha inmigración (quizá más que País Vasco), especialmente en Barcelona. Lo que ocurre es que aprender catalán es mucho más fácil por ser una lengua hermana del castellano, mientras que el euskera no se sabe todavía a ciencia cierta qué parentescos tiene.
    Por último, el tema de la imposición:
    -Una lengua no debe promocionarse su uso imponiéndola, claro está.
    -La lengua vasca debería promocionarse principalmente mediante la cultura. Personalmente si tengo interés en aprender idiomas es por razones culturales; inglés por entender música y, sobre todo, apreciar mucho mejor películas y series americanas y/o inglesas, del mismo modo que me gustaría aprender japonés para disfrutar más de su cine; si algún dían aprendo alemás será para leer en lengua original a Nietszche y Schopenhauer… y así puedo seguir.
    -Imponen una mierda artificial llamada “Batua” (que, por si fuese poco, cambian constantemente “Euskaltzaindia” mediante) en vez de promocionar los diferentes dialectos que precisamente dan riqueza cultural al Paíos Vasco y Navarra.
    -Imponen una lengua para, como señalas, que su uso sea reducido; es más exigen unos niveles disparatados. Me puede parecer bien que en ciertos cargos el euskera pueda ser esencial; en otros cargos (atención al público) me puede parecer importante, pero no más allá de un nivel de comprensión escrita y oída, ya que, ¿acaso no podemos mantener una conversación cada persona hablando su lengua madre, pero entendiéndonos?; en otros, un auténtico disparate (un cirujano, ¿qué euskera necesita? lo que me interesa es que me opere bien)
    -Imponen una lengua desde una perspectiva muy hipócrita: o no tienen ni pajolera idea de euskera (véase el señor Ibarretxe, que no sabía euskera y era del PNV, y luego critican a Patxi López) o lo hablan de prostituta pena (concejales de Bildu en Barakaldo, por ejemplo).
    -Imponen una lengua para educar a unos niños en un idioma mientras que su lengua madre es otra; y luego escuchas quejas como “un gran problema es que muchos niños ven el euskera como un idioma tan sólo de la escuela”.
    -Imponen un idioma a personas que no es su lengua madre cuando ni siquiera saben hablar y escribir bien en su propia lengua madre (aunque quizá ese ya sea otro tema)
    -Imponen una lengua cuando en algunos sitios hay otras lenguas con más hablantes de otros idiomas (o quizá actualmente, hubo), como es el caso del gallego en Barakaldo, idioma que está totalmente pisado y que ni siquiera existe la opción de estudiarlo en la EOI del municipio.
    -Imponen un idioma, al fin y al cabo, para implantar una identidad nacional que se aferra principalmente al hecho lingüístico, y más ahora que todas las teorías históricas se han ido derrumbando (incluso la de la no-romanización) y la cuestión foral (en su sentido más estricto) se les pasa a más bien pocos por la cabeza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s