Invasión made in China

Hoy quiero hablar de un tema muy actual y que afecta, sobre todo, a los pequeños comercios de nuestro país, hablo del auge de los comercios chinos, que se está convirtiendo en toda una invasión.

Primero fueron los antiguos “Todo a cien” los que sufrieron esta llegada masiva, llegando a estar relegados y enterrados por estos nuevos comercios. De forma sigilosa se han ido abriendo a nuestro mercado, eso sí, con productos de peor calidad, con precios más baratos y con miles de horas invertidas a sus espaldas.

Los datos avalan todo esto, el 22% de los comercios en España son chinos, existiendo el 60%  en Madrid, el 50% en Barcelona y el 30% en Valencia y teniendo en cuenta que, en España, al día cierron lo menos 100 pequeños comercios. No me digais que esta invasión no es visible pero, ¿cuál es la clave del éxito del comercio chino?

Las claves que definen su éxito son las siguientes: en primer lugar, nos encontramos con un modelo de organización del trabajo en el que participa toda la familia entendiéndose, a sí misma, como una unidad productiva, además, tienen una menor necesidad de crédito bancario lo cual aprovechan para mantener a flote sus negocios y, de ese modo, cubrir unas necesidades sociales. Y otra clave del éxito chino es que se encuentran amparados por la ley de horarios comerciales lo que les da libertad a mantener un horario comercial mucho más amplio, de ahí que muchos de ellos, por ejemplo, abran los domingos.

Yo creo que este nuevo modelo de organización de trabajo está afectando, claramente, y los datos lo corroboran, al comercio español. Pienso que debería existir, por ley, una igualdad a la hora de abrir un comercio y que, incluso, le pueda dar cierta prioridad para el comercio nacional y, más, en estos momentos de crisis en los que estamos, porque creo que los chinos se aprovechan de esta situación pero, recordemos, que sus productos no son de muy buena calidad, de ahí que su precio sea barato y mejor no hablar de la explotación, posiblemente, infantil invertida para la elaboración de sus productos.

¿Por qué hablo de igualdad a la hora de abrir un comercio?, la respuesta es bien sencilla, un inmigrante que abre un comercio nuevo en nuestro país, los primeros 4 años desde su apertura no paga los impuestos correspondientes, esto hace que ese tiempo exista una competencia, desde mi punto de vista, desleal para los pequeños comercios españoles incluyendo, además, los horarios de trabajo que un español o española abre su negocio durante 8 horas al día, cumpliendo la ley de horarios comerciales mientras que, un negocio inmigrante como es el chino, abre durante todo un día, cerrando a las 12 de la noche y abriendo días festivos. A mí desde luego no me parece, para nada, igualitario.

Por último, si me gustaría incluir un alegato de defensa para este colectivo inmigrante porque, si es cierto, que existen muchos rumores que les pueden afectar. El primero de ellos, ya he hablado, el pago de impuestos, pasados los primeros cuatro años si empiezan a pagar los impuestos correspondientes igual que otro ciudadano nacional. Otro rumor es la declaración a Hacienda, estamos en lo mismo, pasados los cuatro primeros años empezarán a declarar a Hacienda como cualquier ciudadano. Y, por último, la no contratación a trabajadores que no sean de su mismo origen algo, totalmente, incierto porque yo he podido comprobar como existen comercios chinos en los que ya existen trabajadores españoles o de otra procedencia trabajando en ellos.

En definitiva, que los chinos están haciéndose con el mercado español es una realidad al descubierto y veo lícito su modelo de organización pero pienso que se debería empezar a dar una regulación de dichos comercios sino nos encontraremos controlados por la invasión oriental que se nos avecina.

Anuncios

2 pensamientos en “Invasión made in China”

  1. Muy interesante haber tocado este tema. Ví hace tiempo un reportaje que hablaba precisamente del modelo de negocio chino, si lo encuentro de nuevo te lo paso. Basicamente el experto hablaba que el ‘truco’ de la expansión del mercado chico es que los chinos han expandido su negocio al vender productos chinos, fabricados por chinos, a la vez dando trabajo a chinos y así hasta el fin.
    Apoyo ambos puntos de vista, tanto que perjudican al pequeño comercio y que tienen demasiados privilegios pero a la vez también considero que es una forma de inserción social y que si siguen en crecimiento quizas es hora de plantearse que, igual, es lo que el mercado demanda. Ante esta situación el pequeño comercio debe ponerse las pilas, ahora mas que nunca, y buscar el aspecto que le diferencie y le haga más competitivo.

    1. Totalmente de acuerdo, que es una forma de inserción está clara, de hecho lo he leído y lo apoyo pero lo que no me parece justo son esos privilegios que tienen y que querían dejarlos claros. Si encuentras el artículo, cuelgalo por aquí y así todos lo podrán ver también. Gracias Paz.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s