Pediatría Social: una mirada profunda

Que cada día se aprende una cosa nueva, no tengo duda de ello y más cuando esta misma tarde he leído un artículo sobre una nueva forma de medicina que, con mi titulación, me ha parecido la mar de interesante. Hablo de la Pediatría Social y de ella me gustaría hablar en este post.

Para dejar claros los conceptos, en primer lugar, explicaré, brevemente, que es eso de la Pediatría Social, que no es más que una rama de Medicina que se dedica a la atención a la salud de la infancia pero, abarcando todas aquellas situaciones en las que la salud del niño sufre por una causa externa social y que, claramente, repercuta sobre su entorno social.

¿Por qué fomentar esta nueva modalidad de Pediatría?  La respuesta está muy clara y es que, cada vez más, los pediatras se encuentran con multitud de problemas, en nuestros infantes, que unas pastillas, tomadas cada 8 horas, no son capaces de solucionar. Son problemas sociales como el fracaso escolar, el maltrato infantil, la obesidad, la adopción de los propios niños, entre muchos más.

La verdad es que todos estos problemas se están viendo acrecentados, con el paso de los años y, por ello, se quiere reforzar el carácter social de la atención a nuestra infancia y llevar esta práctica, más allá de extrictamente clínico.

Como educador social tengo que decir que, todos estos problemas sociales de los que estamos hablando, son muy preocupantes no sólo para la infancia sino, también, para la sociedad en general y, por ello mismo, que desde la Pediatría se intente trabajar todo esto me parece muy bien y un gran paso para la medicina.

Desgraciadamente, en España, sólo existen tres hospitales, en las comunidades de Andalucía y Madrid, que han impuesto la Pediatría Social en su plan sanitario pero, esto, parece que se ampliará por todo el territorio ya que, esta misma tarde, en el artículo que hablaba al principio, he leído que en Euskadi se quiere implantar la Pediatría Social. Como dice la pediatra del ambulatorio de Lakuarriaga de Vitoria, Maite Aranzabal, se quiere recuperar la visión tradicional del pediatra, con una vuelta a los orígenes ya que

“El médico era muy social, porque podía dar consejos conociendo desde dentro a sus pacientes. Años más tarde, las consultas se convirtieron en un trabajo exclusivamente médico y ahora se está volviendo a ahondar en la faceta social”

En definitiva, espero que esta modalidad sanitaria se implante, lo antes posible, en nuestros hospitales y ambulatorios ya que, creo que sería de gran complemento, por parte de la medicina, junto con los psicólogos, psiquiatras, trabajadores sociales y educadores sociales para poder solventar, de una vez por todas, toda esa problemática social tan extensa y ayudar, al fin, a miles de niños que la sufren porque ellos nunca tienen la culpa.

Anuncios

Un comentario en “Pediatría Social: una mirada profunda”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s